¿Cómo afectan los edulcorantes a nuestro organismo?

¿Te has preguntado alguna vez por qué las cosas dulces saben tan bien? Esencialmente, la glucosa es la primera (pero no la más saludable ni la única) fuente de energía que nuestro cuerpo utiliza primero, así que lo más probable es que esa sea la razón por la que hemos evolucionado para encontrarla tan deliciosamente atractiva.

Sin embargo, al evitar el azúcar por completo, tendemos a buscar otras formas de satisfacer nuestro deseo de dulce en forma de edulcorantes. Hoy vamos a ver cómo afectan los edulcorantes a nuestro cuerpo y qué tipo de edulcorantes son apropiados cuando se sigue una dieta cetogénica.



Los azúcares artificiales y tu cuerpo

El consumo de azúcar, como todos sabemos, tiene un impacto negativo en nuestra salud, tanto a corto como a largo plazo. Puede hacernos subir de peso, lo que puede provocar enfermedades relacionadas con el peso, como la diabetes de tipo 2, la hipertensión arterial, la obesidad, etc. Los edulcorantes artificiales se crearon para que supieran exactamente igual que el azúcar pero sin sus calorías. El objetivo principal era tener un edulcorante que pudiéramos comer y usar como el azúcar, pero sin sus efectos secundarios . Pero, como hemos mencionado en varios artículos, las calorías son la menor de nuestras preocupaciones.

Lo que muchos desconocen es que, sin embargo, algunos edulcorantes artificiales a veces también tienen efectos negativos en el cuerpo y el cerebro. De hecho, pueden tener algunos efectos negativos que el azúcar no tiene. Los azúcares reales y artificiales se procesan de forma diferente en nuestro cerebro, en los microbios del estómago y en el páncreas. Esto puede hacer que comamos y deseemos más alimentos dulces, que ganemos más peso y que nos cueste más digerir los azúcares reales que nuestro cuerpo necesita, y lo que es más importante, algunos pueden incluso elevar nuestros niveles de azúcar en sangre y, hasta cierto punto, también nuestros niveles de insulina. Los edulcorantes artificiales y el azúcar real deben consumirse con moderación. El problema con los edulcorantes artificiales es que engañan a nuestro cerebro y a nuestro cuerpo haciéndoles creer que son golosinas o azúcar, y a veces pueden tener algunas consecuencias negativas para la salud, como hemos visto.

Es justo decir que no todos los edulcorantes son iguales. No todos son artificiales. Los edulcorantes naturales como la miel, los dátiles, la planta de stevia, la fruta, la alulosa, el edulcorante de eritritol, etc. son buenos para nuestra salud en general y pueden disfrutarse sin culpa. Eso significa que puedes seguir disfrutando de aperitivos o postres con ingredientes limpios, o de un poco de edulcorante en tu café matutino sin perjudicar tu salud. Así que, teniendo todo esto en cuenta, vamos a ver qué tipo de edulcorantes se pueden utilizar mientras se sigue una dieta cetogénica.

Cómo afecta el Índice Glucémico (IG) a nuestra glucemia

El índice glucémico (IG) es un sistema de clasificación de los alimentos que contienen hidratos de carbono. Muestra la rapidez con la que cada alimento afecta al nivel de azúcar (glucosa) en la sangre cuando ese alimento se come solo. Cuanto más alto es el IG de un alimento, más aumenta el nivel de azúcar en la sangre. Cuando el cuerpo tiene demasiada glucosa, empieza a producir insulina, para combatir una dieta con más hidratos de carbono y mayor índice glucémico y bajar el nivel de azúcar en sangre.

El IG es una herramienta que siempre se utiliza para promover el control del azúcar en la sangre. Hay varios factores que influyen en el IG de un alimento, como su composición de nutrientes, el método de cocción, la madurez, etc.

El IG no sólo puede ayudar a aumentar tu conciencia de lo que estas poniendo en tu plato y en tu cuerpo, sino que también ayuda a entender la pérdida de peso, a disminuir los niveles de azúcar en la sangre y a reducir el colesterol.

¿Qué edulcorantes puedo utilizar en una dieta cetogénica?

Como sabemos, seguir una dieta cetogénica implica principalmente reducir los alimentos ricos en carbohidratos como los almidones, los postres y los aperitivos procesados, entre otros. Esto es crucial para alcanzar un estado metabólico llamado cetosis, que hace que tu cuerpo comience a descomponer las reservas de grasa en lugar de carbohidratos para producir energía. La cetosis también requiere cortar y reducir el consumo de azúcar, lo que puede ser un reto para algunas personas, especialmente cuando consumen bebidas, productos horneados, salsas y aderezos.

Afortunadamente, hay un puñado de edulcorantes bajos en carbohidratos que puedes disfrutar, y que no elevarán tus niveles de azúcar en sangre ni perjudicarán a tu organismo.

1. Edulcorante de fruta monje

El edulcorante de fruta monje es un edulcorante natural que es entre 100 y 250 veces más dulce que el azúcar, pero no contiene carbohidratos ni calorías.

El edulcorante de fruta monje se extrae de la fruta monje, una planta originaria del sur de China. Contiene azúcares naturales y unos compuestos llamados mogrósidos, que son antioxidantes responsables del dulzor de la fruta.

Este edulcorante, como hemos visto, no contiene carbohidratos ni calorías, lo que lo convierte en una gran opción para una dieta cetogénica, se puede utilizar de la misma manera que usarías el azúcar regular.

Una cosa a tener en cuenta es asegurarse de comprobar cuidadosamente la etiqueta de ingredientes al comprar el edulcorante de fruta monje, ya que a veces el extracto de fruta monje se mezcla con azúcar, melaza u otros edulcorantes. Te recomendamos que utilices el edulcorante de fruta monje más puro y con menos ingredientes siempre que sea posible.

2. Stevia

La estevia es un edulcorante natural derivado de la planta Stevia rebaudiana. Se considera un edulcorante no nutritivo. Esto significa que contiene pocas o ninguna caloría o carbohidratos, lo que lo hace perfecto para una dieta ceto.

A diferencia del azúcar regular, los estudios han demostrado que la stevia puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Otra diferencia notable con el azúcar regular es que la stevia es mucho más dulce, por lo que las recetas requieren menos cantidad de stevia para lograr el mismo sabor. Por ejemplo, por cada taza o 200 gramos de azúcar, sólo necesitará 1 cucharadita o 4 gramos de stevia en polvo.

La stevia se puede encontrar tanto en forma líquida como en polvo y se puede utilizar para endulzar las mismas cosas que con el azúcar.


El eritritol es un tipo de aditivo alimentario llamado alcohol de azúcar. Este nombre puede ser engañoso, ya que es un alcohol de azúcar, pero no en la forma en que la mayoría de la gente piensa.

La mayoría de los alcoholes de azúcar aumentan significativamente el nivel de azúcar en la sangre y contienen etanol (alcohol para beber), sin embargo, el eritritol es la excepción. Debido a su IG 0 no tiene ningún efecto sobre el azúcar en la sangre, lo que significa que tampoco causa picos de azúcar en la sangre.

El eritritol es una gran opción para la ceto ya que tiene pocos efectos secundarios y casi cero carbohidratos netos y sin calorías.

En resumen

La mayoría de los edulcorantes artificiales pueden tener un impacto negativo en nuestro organismo cuando se utilizan con regularidad o en abundancia. Cambiar a un edulcorante natural y utilizarlo con moderación como parte de una dieta sana y equilibrada puede ser útil y una opción más saludable para seguir disfrutando de los dulces y cuidar nuestro cuerpo.

Seguir una dieta cetogénica implica limitar la ingesta de carbohidratos y reducir el consumo de azúcar para alcanzar un estado de cetosis. Hay muchos edulcorantes naturales disponibles en el mercado que se pueden seguir utilizando en una dieta cetogénica.


Otros posts relacionados que te pueden gustar:



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


También te puede interesar

Ver todo
Peanut Butter Cookies
Keto Bounty Balls